Bebés alimentados con leche materna aceptan mejor nuevos alimentos


Bebe Comiendo

La leche materna continua aumentando su lista de beneficios con cada estudio nuevo que se le hace para conocer mejor sus propiedades. En Bebés y más siempre la promovemos y hablamos de los descubrimientos que se hacen sobre ella pues indudablemente es lo mejor para tu bebé.

Un estudio reciente arrojó resultados que sin duda encantarán a las madres lactantes, y es que al dar el pecho a tu bebé, este aceptará mejor los alimentos cuando comiencen la ablactación, haciendo la introducción de nuevos sabores que complementen la lactancia materna algo menos estresante o complicado.

Sin duda muchos padres batallamos para que nuestros hijos prueben ciertos alimentos, lo que parecía ser una comida tranquila termina convirtiéndose en una guerra de comida cuando nuestros hijos nos avientan el plato o escupen el bocado que tenían a medio masticar. Esta situación nos deja igualmente asombrados como desanimados, sin comprender porqué nuestros hijos rechazan los alimentos que les preparamos.

Este nuevo estudio revela una de las razones por las que esto sucede con algunos niños y con otros no: los niños que fueron alimentados con leche materna tienden a aceptar una mayor variedad de alimentos en sus comidas.

El estudio: bebés alimentados con leche materna y bebés alimentados con fórmula

Madre Amamantando

En el estudio dirigido por el Dr. Benoist Schaal y realizado por el Centre for Smell, Taste and Food Science en Francia, los investigadores identificaron un número de momentos clave en la vida de los niños que parecen determinar qué tan aventurados serán con la comida cuando sean mayores.

Para esto se le dio seguimiento a 53 niños desde que eran bebés y se midieron los resultados. Se les pidió a las madres de los bebés que les dieran a sus hijos una variedad de vegetales cuando comenzaran la ablactación durante 10 días, independientemente de si sus bebés fueron alimentados con leche materna o fórmula.

A algunas solo se les indicó una dieta de papilla o puré de zanahoria, mientras que a otras se les dio una lista más variada que incluía papillas de zanahoria, alcachofas, chícharos y calabaza. Se encontró que los niños que fueron alimentados con leche materna tienden a comer más vegetales en la ablactación que aquellos que fueron alimentados con leches artificiales.

Al llegar a los seis años de edad, aquellos que habían sido amamantados y alimentados con una variedad más amplia de vegetales tenía una dieta más variada, además que estaban más dispuestos a probar nuevos vegetales. En comparación, aquellos que habían sido alimentados con fórmula y solo les habían dado papilla de zanahoria, tenían tendencia a ser más quisquillosos.

Se encontró que aquellos niños que fueron amamantados estaban más dispuestos a probar nuevos alimentos y tenían una mayor probabilidad de que les gustaran dichos alimentos al llegar a los seis años, en comparación con los niños que recibieron fórmula o leche artificial cuando eran bebés. De igual manera, al alimentar a los bebés con una amplia variedad de vegetales cuando comienzan la ablactación también ayuda a que se acostumbren a comer más de estos cuando sean mayores.

Los científicos también descubrieron que si un bebé rechaza un alimento la primera vez que se lo ofrecen durante la ablactación, ofrecérselo de nuevo en las 8 comidas siguientes hace que sea más probable que le guste cuando llegue a los seis años de edad.

El Dr. Schaal comentó que “exponer a los niños desde bebés a comidas saludables como fruta y vegetales puede tener efectos a largo plazo“, y agregó que “esta exposición a una variedad de alimentos ayuda a incrementar la aceptación de nuevos sabores“.

¿Cómo influye la lactancia en la aceptación de nuevos alimentos?

Madre Lactancia Bebe

El papel de la lactancia en la aceptación del bebé con los de introducir nuevos alimentos es simple, ya que la leche materna lleva indicios de la comida que consumen las madres. Esto ayuda a que los niños sean expuestos desde que son lactantes a nuevos sabores, como los vegetales, de una manera segura.

Parte de esos sabores son transferidos en la leche de sus madres y los bebés los detectan, de modo que se exponen a pistas de lo que su mamá ha consumido en su dieta y van conociendo sabores nuevos, aunque sea en pequeñas cantidades. Por eso es importante que durante la lactancia se procure llevar una alimentación sana y variada, que permita a los bebés adaptarse o acostumbrarse a los sabores de nuevos alimentos.

Alimentación equilibrada durante embarazo y lactancia

Una alimentación equilibrada y variada durante el embarazo es importante para llevar una gestación saludable. No sólo es importante cuidar lo que comemos para no aumentar de peso o sentirnos bien, sino para que nuestro bebé comience a familiarizarse con una amplia gama de sabores desde que se encuentra en nuestro vientre.

Es importante recordar que durante el embarazo y la lactancia no se trata de comer por dos, se trata de comer mejor. Desde luego que ocasionalmente podemos ceder ante algún antojo en el embarazo, pero es importante recordar que todo lo que nosotras comemos, también lo comen nuestros bebés mientras estamos embarazadas.

Durante la lactancia aunque sí es importante llevar una dieta equilibrada por cuestiones de salud, lo que comemos no llega de una manera tan directa pues es leche compuesta por nuestro cuerpo eligiendo lo que es mejor para el bebé. Así que no hay necesidad de hacer dietas especiales a menos que se presente una alergia alimentaria en tu bebé, simplemente es alimentarse mejor para sentirnos mejor.

Muchas madres sienten que deben limitarse a comer una gran cantidad de cosas durante la lactancia, sin embargo se ha comprobado que la leche materna, independientemente de la calidad de alimentación de la madre, siempre será buena y mejor que las leches artificiales. Así de maravilloso es el cuerpo de la mujer.

Aunque este estudio demuestra que la leche materna sigue siendo la mejor opción para alimentar al bebé, no es motivo para que se sientan mal las madres que no pudieron amamantar. El Dr. Schaal añadió que aunque la leche materna ayuda a la buena aceptación de nuevos alimentos, las madres que dieron fórmula pueden ayudar a que sus hijos le tomen agrado a los vegetales introduciéndolos desde el inicio de la ablactación, procurando que se le proporcione a sus hijos una amplia variedad de sabores para que los conozcan y se familiaricen con ellos.

Vía | DailyMail
Fotos | iStock
En Bebés y más | Una investigación confirma que la leche materna de todas las madres es buena, ¿Las madres comen adecuadamente durante la lactancia?

También te recomendamos


Un tipo de azúcar de la leche materna protegería al bebé contra el estreptococo B


Así es como te pueden espiar gracias a la tecnología


Queridos profesionales sanitarios: 'Hagamos algo, nos estamos cargando las lactancias'


La noticia

Bebés alimentados con leche materna aceptan mejor nuevos alimentos

fue publicada originalmente en

Bebés y más

por
Lucy Ortega

.